10  Trucos para mantener limpios tus dientes

10  Trucos para mantener limpios tus dientes

10  Trucos para mantener limpios tus dientes

La boca es una parte fundamental de nuestro organismo y por ello, es imprescindible mantenerla sana y cuidada. Por ello, hoy te dejamos seis trucos para mantener limpios tus dientes:

1. ¿Qué comes? Es importante saber qué consume nuestro organismo en lo que a dieta se refiere. Hay que controlarse a la hora de ingerir azúcares que puedan producirnos caries u otros problemas dentales y también ser cuidadoso con las dosis de bebidas como el café que cause un color amarillento en nuestra dentadura.

2. No picotear entre horas también es sano para tus dientes además de para tu dieta diaria. Si tienes apetito, lo mejor es un chicle sin azúcar o un poco de queso.

3. El ácido que contiene el zumo o el te también puede tener consecuencias dentales. Se recomienda beber un vaso de agua después de ingerir estas bebidas pero no cepillar los dientes ya que el ácido suaviza el esmalte dental y existen probabilidades de que se dañe la capa dental.

4. Cepillarse los dientes una vez pasados 40 minutos desde que se ingiere la comida. Hacerlo una vez se termina no se recomienda.

5. Cepillar y enjuagar los dientes de manera correcta. El ser humano tiende a cepillar solo aquello que ve. Se recomienda hacerlo de un lateral de la boca al otro pasando por todos los rincones para que no se almacene comida en ellos y pueda provocar enfermedades.

6. Ante el mal aliento, ya sea por boca seca o por algún otro motivo, además de beber agua es recomendable consumir apio o zanahoria u otro vegetal rico en agua que ayude a que se genere saliva.

7. El bicarbonato o la piel de naranja resultan muy positivos para mantener tus dientes sanos y limpios ya que actúan como colutorio. Mientras el bicarbonato debes ingerirlo a modo de colutorio, la piel de naranja puedes hacerlo manualmente. De esta forma cuidas el esmalte de tus dientes.

8. Se recomienda controlar la temperatura de todo lo que ingieres. No quiere decir que no puedas ingerir cosas en temperaturas muy altas o bajas sino que, debes controlar los cambios de contrastes ya que perjudican tu boca.

9. A pesar de que se trata de algo que, además de tu salud bucal mejorará tu organismo de forma muy positiva, es recomendable no fumar ya que provoca la mancha excesiva de tus dientes.

10. Cada cierto tiempo se recomienda renovar el cepillo de dientes y utilizar el adecuada para tu tipo de encía ya que sino, puede provocar el sangrado excesivo de las mismas.

 

Fases y beneficios de la ortodoncia

Fases y beneficios de la ortodoncia

El tratamiento de la ortodoncia, centrado en la corrección de distintos problemas o alteraciones bucales, además de los resultados visuales que a primera vista se observan, tiene otros más quizás desconocidos.

Antes de adentrarnos en los beneficios que tiene, repasaremos las fases de la ortodoncia. En primer lugar y para saber qué tratamiento se debe llevar a cabo es necesario realizar radiografías, tanto laterales como panorámicas y fotografías externas e internas de la boca y mandíbula.  En base a estas se realiza un modelo o impresión de escayola.

Tras esta fase comienza la fase más activa. Durante seis u ocho meses se corrige la mordida cruzada para reconducir los dientes a ya desarrollados y los que están por desarrollar a su lugar correcto. Tras esta es necesario corregir de igual manera la mordida y relación molar a través de elásticos si procede. Una vez corregidas ambas hay que comprobar y de nuevo corregir los espacios que quedan entre los dientes. Finalmente se lleva a cabo la comprobación del paralelismo de raíces y la corrección de los últimos errores si existen. Una vez llevados a cabo todos los pasos anteriores se procede a la extracción del aparato y a la colocación del retenedor para evitar que se muevan los dientes.

Una vez vistas las fases por las que pasa el proceso de ortodoncia es necesario saber cuáles son los beneficios de llevarla a cabo. En primer lugar mejora y refuerza la encía y el hueso provocando así una mejora en el desarrollo de los mismos y evita el sangrado, tan habitual. Además de esto también resulta positiva para la higiene bucal, no solo porque el paciente tiende a enjuagarse más la boca cuando tiene ortodoncia sino que debido al tipo de cepillado que realizan evitan la posible aparición de sarro.

Respecto a la comida, la ortodoncia obliga a realizar una mordida más correcta de la que se hace rutinariamente. De esta forma, los alimentos entran mejor en el organismo y se produce una digestión más positiva.

En lo que a estética se refiere, no solo supone una autoestima para el paciente que ve el proceso terminado y su sonrisa perfecta sino que, también gracias a la ortodoncia se disminuye la posibilidad de pérdida de piezas dentales o que se desgasten las mismas.

Por último y relacionado con la logopedia, el uso de ortodoncia obliga a una correcta expresión y a un habla mucho más claro.

Estas tan solo son algunas de las ventajas que tiene la ortodoncia. A continuación te las resumimos para una mayor claridad:

  1. Mejora de la encía y el hueso
  2. Mejora la higiene bucal
  3. Mejora la digestión permitiendo que se mastique la comida correctamente
  4. Disminuye la posibilidad de pérdidas de piezas dentales o desgaste de las mismas
  5. Mejora de habla y expresión

 

¿Sirve solo con cepillarse?

¿Sirve solo con cepillarse?

En numerosas ocasiones se piensa que para mantener limpia nuestra sonrisa tan solo es necesario realizar una buena limpieza con el cepillo una media de tres veces al día y una vez pasados 40 minutos desde que hemos comido. Parece sencillo y es probable que un gran número de personas recurran solo a este acto para tener una sonrisa perfecta. Pues bien, la limpieza de nuestros dientes va más allá de la que realizamos con el cepillo.

La limpieza interproximal, conocida y centrada en ser una limpieza mucho más rigurosa que la anterior, debe realizarse de la misma forma y con igual rutina que la limpieza mediante el uso del cepillo, la pasta de dientes y el colutorio. Para realizar una limpieza interproximal tan solo se necesitan accesorios bucales tan simples y económicos como el hilo dental, los irrigadores bucales o los cepillos interproximales.

Hilo dental : se debe utilizar para conseguir llegar a esos espacios que el cepillo no logra acceder. Para ello, debemos pasarlo por todos los rincones sin dejar uno y entre todos los dientes que componen nuestra boca. Es importante mencionar y destacar que no se debe pasar contra la encía ya que puede provocar la irritación, el sangrado y deterioro de la misma.

Irrigadores dentales : se trata de la aplicación de un chorro de agua u otro líquido sobre los dientes realizando presión en estos y en las encías. Esto logra que se limpien de mejor manera los dientes gracias al chorro de agua que lanza. Este accesorio ayuda a eliminar la placa bacteriana y además, provoca en nuestra boca una sensación de frescor total.

Cepillo interproximal : cuando existen dientes muy separados de los otros, introducimos este en el espacio para de esta forma, poder realizar movimientos de entrada y salida. Consiste en un tipo de cepillo con cabezal cilíndrico y de tamaño bastante reducido. Ayudan a eliminar la placa producida por los restos de comida en nuestra boca además de las bacterias.