Todo sobre prótesis dentales

No lo leas, escúchalo.

Dicen que la sonrisa es el espejo del alma, por este motivo nos gusta lucirla cuando se puede. También tratamos de cuidarla, para que esté impoluta y así no mostrar esos defectos que tan mal quedan en una boca que está descuidada. Sin embargo, hay veces que no todo depende de llevar una higiene adecuada y revisiones periódicas, hay problemas que pueden fastidiarnos. A veces por complicaciones óseas y otros factores de la edad, perdemos piezas de nuestra boca o por otro lado el aspecto no es favorecedor. Una solución para mantener nuestra sonrisa cuidada y limpia son las prótesis dentales.

Normalmente cuando hablamos de prótesis, parece que nos referimos a un tratamiento destinado a personas mayores, esto no es cien por cien cierto. Toda persona que ya tenga todas las piezas completamente desarrolladas (18 años) puede aplicarse la prótesis. Además existen distintos tipos de prótesis, por lo que es importante conocer cual se adecua más a ala circunstancia de cada paciente.

Por un lado, tenemos la prótesis fija. Esta consiste en la colocación de un puente permanente que sustituye alguna de las piezas que faltan. En ocasiones se pueden complementar con la incorporación de implantes, que actúan como raíz, sobre la que se atornille la nueva prótesis. Además, de incluirse estos implantes podrá recaer sobre ellos la fuerza de masticación. Si el perfil del paciente requiere este tipo de prótesis, el resultado tiende a ser satisfactorio, incluso en su fase definitiva puede que no note que lleva nada, como si nada hubiera cambiado.

También están las prótesis removibles, lo que significa que la persona que las lleve puede quitárselas y volver a ponérselas siempre y cuando quieran. Se trata de uno de los primeros modelos de prótesis dentales de los que se dispuso, pero que actualmente se encuentra muy evolucionado y se disimula bastante.

Existe la opción que sea parcial o completo y se sujeta a través de varios conectores. Una ventaja sobre las fijas es su precio, siendo más económicas estas. Se suele utilizar mucho en aquellos pacientes que desean hacerse una prótesis fija, pero por distintas circunstancias no se pueda lleva a cabo el proceso. Una desventaja es la complicación y la rutina de mantener la higiene de la pieza. Se debe lavar una vez al día, si no siempre después de cada comida.

Hoy en día la medicina dental está muy avanzada y llevar prótesis tiene como objetivo terminar siendo igual o muy parecido a la dentadura natural u original. Con esto nos referimos a que se puede llevar a cabo una vida normal, tanto a la hora de comer, como de hablar. Además que con el tiempo y la práctica, la capacidad de mejora es más que notable. Estos motivos deberían ser más que suficientes para romper con el miedo y los prejuicios que tiende a acarrear este tratamiento.

Como en casi todos los aspectos cuando nos referimos a medicina, no existen dos prótesis iguales, lo que conlleva llevar a cabo un tratamiento totalmente personalizado. Para asegurarte de que la prótesis que más se adecue a tus características, visita la Clínica Dental Albelu tus especialistas en medicina bucal en Valdemoro.

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 17 =